Cómo tratar las pesadillas infantiles

16265971_1435187933190133_8250814052675155048_n

Pauline es la madre de una niña de doce años. La niña hace tiempo tiene siempre la misma pesadilla cuando duerme, un ser controla su mente y tiene que matar a todo el mundo. El sueño le asusta y le angustia. Pauline no sabe cómo ayudar a su hija con la pesadilla. Algunas personas le han recomendado que le compre una mascota para que duerma con ella. Ahora la niña duerme con los padres y esto parece que ha mejorado la situación.

Comprar una mascota puede solucionar el problema pero crear otros. Es una buena idea si se quiere reforzar el amor a los animales, crear conductas de cuidado y responsabilidad u otro valor que los padres consideren que una mascota puede promocionar. Aunque puede suponer una sobrecarga para la familia y una implicación que habría que prever con cuidado. Tampoco es una buena estrategia educativa. ¿Qué hacer con el niño/a cuando tenga el primer desengaño amoroso?

Dormir con ella puede ser una solución a corto plazo pero a la que se debe poner fecha de caducidad, salvo que los padres sean defensores del colecho, que es poco frecuente. Sin embargo ayudarle a afrontar el problema y darle herramientas para afrontar las pesadillas puede fomentar su independencia.

Lo primero que yo haría es ver si en la vida de vuestro hijo/a hay alguna fuente nueva de ansiedad. Por ejemplo un problema en el colegio, en la familia, con los amigos, sobrecarga de tareas, etc. Aunque crecer y enfrentarse a los cambios que vienen con el desarrollo puede ser ya bastante fuente de estrés. Y para ver si es así hablaría mucho con ella.

Lo segundo puede ser introducir hábitos para reducir la ansiedad. La ansiedad y el estrés puede ser el origen de las pesadillas. El ejercicio físico bajará la ansiedad y aumentará su autoestima.

La tercera cosa que haría es afrontar el tema de la pesadilla tal cual. Si recuerda alguna película, libro, historia que le hayan contado que esté relacionada con la pesadilla. Cómo actuaría si ocurriera en la realidad. Cómo de real es la historia o si alguien puede llegar a tener esa capacidad.

Y la cuarta, y relacionada con la anterior, daría estrategias para afrontar el miedo en los sueños. Los sueños son permeables y se puede modificar su contenido. El solo hecho de hablar de ellos los puede modificar. En los niños el simbolismo y la magia pueden ser una herramienta muy útil. Aquí van algunas ideas para modificarlos y afrontar el contenido que produce ansiedad y miedo:

  • Dar poder especial al niño/a para afrontar lo que ocurre en los sueños. Podemos dar un objeto imaginario que dé poder y proteja de las amenazas. Por ejemplo un anillo o una armadura. Podemos pedir al niño/a que cierre los ojos antes de dormir y simular que le damos el anillo, la espada, la armadura, etc. Podemos pedirle que lo visualice y simular que nos enfrentamos a amenazas y que las vencemos.
  • Crear un lugar seguro. Esto también es aplicable a adultos. Se trata de crear un espacio mental que sirva de retiro cuando la ansiedad, el miedo el estrés u otra emoción negativa nos invada. No se trata de una huida si no de un lugar en el que recobrar fuerzas y relajarse para afrontar después. En los niños/as puede ser la guarida de su personaje favorito (si el personaje es humorístico mejor). Antes de dormir se trataría de reproducir con la imaginación la guarida del personaje o el lugar mágico de refugio, sentirse bien en el lugar, visualizar al personaje, imaginar algo gracioso con él, etc. Decir al niño, siempre que te sientas mal en el sueño puedes venir aquí a descansar. Repetir la fórmula para que el niño se quede con el tema. Se le puede pedir que repita la frase varias veces antes de dormir.
  • Reescribir la historia. Esta técnica es un clásico en el tratamiento de las pesadillas y se utiliza también el adultos. Se trata de escribir la pesadilla, pero introduciendo cambios en el desenlace. Se pide al niño/a que cambie el final por un desenlace positivo. Que el niño introduzca realismo, humor, afrontamiento de la amenaza, etc. Se le puede simplemente preguntar: Y tú qué harías para que la historia acabe bien? Comentar y dar ideas realistas para afrontar el miedo y la ansiedad puede completar la técnica.

Y una última cuestión, a veces las pesadillas no lo son. Otros problemas pueden confundirse con las pesadillas tales como la epilepsia y los terrores nocturnos. O pueden constituir un trastorno psicológico en sí mismo. Si el problema persiste hay que consultar al especialista.

Anuncios

Felicidad, melatonina y fecha de nacimiento

La melatonina es una hormona implicada en el sueño y que aparece en nuestro organismo al atardecer con la falta de luz. Actúa sobre una región del cerebro muy vinculada a nuestro reloj biológico (núcleo dorsal del rafe). Nuestro reloj biológico es entre otras cosas el responsable de que funcionen bien nuestros ritmos de vigilia-sueño. Esta zona cerebral también controla a otras sustancias relacionadas con nuestros sentimientos de tranquilidad y felicidad, la serotonina y la dopamina.

Psiquiatras vieneses encontraron una relación entre la fecha de nacimiento y las personas que sufrían una forma de depresión que aparece frecuentemente en invierno, el Trastorno Emocional Estacional. Este hallazgo ha llevado a un equipo de biólogos de la Universidad de Vanderbilt a estudiar este tipo de depresión.

Estos investigadores han conseguido demostrar en el laboratorio que la fecha de nacimiento es importante. Para ello utilizaron ratones. Los ratones que cuando nacieron fueron criados simulando la luz del verano, mostraron posteriormente niveles más bajos de comportamiento depresivo. No ocurrió lo mismo con los ratones que cuando nacieron fueron criados con luz similar a la de otras estaciones. La luz y la melatonina durante la crianza habían modificado el cerebro de los ratones (núcleo dorsal del rafe). La luz de los nacidos en verano había dado a los ratones mayor capacidad para resistir a la depresión.

Esta investigación aporta un poco más de conocimiento en la relación que existe en las personas entre el cerebro, la luz, la depresión, el insomnio y los sentimientos de felicidad.

Modificado de: http://www.psiquiatria.com/depresion/la-fecha-de-nacimiento-puede-influir-en-los-trastornos-estacionales/?utm_source=boletines+psiquiatria.com&utm_campaign=74be8d31b6-Bolet_n_Depresi_n_14_05_20155_13_2015&utm_medium=email&utm_term=0_89ad673455-74be8d31b6-69009501